Los magos se relacionan con los árboles, la palabra “druída” del dialecto celta se relaciona etimológicamente con la palabra “árbol”.

La magia de los magos se relaciona con el poder de la naturaleza en su totalidad; esto incluye los cuatro elementos, los árboles, los bosques y los animales.

Usando sus conocimientos milenarios los magos son capaces de crear estructuras muy complejas donde el poder de lo árboles, el espacio y la naturaleza se complementan como un sólo poder.

El rituales de los druidas celtas principalmente consistían en hechizos, la preparación de diversos amuletos mágicos y la utilización de la energía de los elementos de la naturaleza.

Los magos invocan el poder de la naturaleza jugando un papel importante en el camino de la vida y el equilibrio de las energías. En las tribus celtas se creía que éstos seres tenían la capacidad de cambiar el clima, el devenir de cualquier acontecimiento, las historias y las cosechas.

¡Haz click  en la imagen y visita nuestra sección de magos!